lunes, 1 de octubre de 2012

Otra moneda local contra el control FINANCIERO MUNDIAL

La 'reinvención' del dinero

La Libra de Brixton es la peculiar 'divisa' con la que se puede pagar en 200 comercios del barrio más multicultural de Londres.
[Fotonoticia]

Ismail Akuji acepta de muy buena gana los billetes de David Bowie. El comerciante indio fue de los primeros en admitir el pago con la Libra de Brixton, la peculiar 'divisa' con la que se puede hacer transacciones en 200 comercios del barrio más multicultural de Londres, que rinde de homenaje a sus héroes locales estampándolos en su propio dinero.
Los billetes de 10 libras se los reparten entre Bowie y el ídolo del baloncesto Luol Deng. Los de una libra son para Lenford 'Kwesi' Garrison, activista por los derechos de la minoría negra. Y los de 20 libras llevan la imagen de Violette Szabo, agente secreta durante la Segunda Guerra Mundial.
Todos ellos representan el 'orgullo' de Brixton y dan un color y un calor especial a esta forma de pago creada hace tres años y cada vez más popular. "Entre 10 y 15 clientes me pagan todos los días con libras de Brixton", reconoce Akuji, frente al increíble surtido de frutas y verduras del Faiz Food Store. "Los billetes han creado una conexión especial en el mercado: es una manera de garantizar que al menos una parte del dinero se quedará entre nostros, aquí en el barrio".

El sábado, el día grande

Los sábados son el gran día en el Mercado de Brixton, cuando las calles palpitan de pura energía, con ese roce humano y esa inabarcable variedad que nunca veremos en un aséptico centro comercial. Stuart Horwood, más conocido como el 'Doctor Reloj', se queja porque el mercado está perdiendo autenticidad con tanto café y tanto turista, pero admite sentirse en su salsa entre jamaicanos, nigerianos y latinos, frotándose las manos ante el concierto de los Van Van...
"El mundo entero está representando en Brixton", asegura el relojero. "Y aunque el barrio ha pasado por malos momentos, estamos saliendo adelante a pesar de la crisis. Entre otras razones, porque tenemos un sentimiento muy arraigado del comercio local".
El simpático 'Doctor Reloj', por cierto, no sólo admite los billetes de David Bowie, sino que también acepta el pago por el más novedoso método de la Libra Electrónica de Brixton... "Los clientes me pueden pagar ordenando una transferencia con un mensaje de texto. Los dos estamos conectados con una clave secreta y, cuando el pago se ha efectuado, recibo un aviso instantáneo. En el futuro todos pagaremos así; en Brixton nos estamos adelantando".
Llegados a este punto conviene aclarar que las libras locales –o el dinero complementario- son producto de la 'revolución' silenciosa que lleva fraguándose en el barrio desde la creación de Transition Brixton, uno de los más de 30 grupos de "transición" que funcionan ya en Londres, buscando soluciones ante la crisis económica, la crisis energética y el cambio climático.

Relocalizar el dinero

"Estamos intentando crear comunidades más 'resilentes', que puedan capear mejor la situación en momentos difíciles como los que estamos viviendo", explica Rahima Fitzwilliam Hall, una de las impulsoras de libra de Brixton. "Y estamos convencidos de que una de las herramientas más básicas para la relocalización económica es el dinero. Las divisas complementarias son una forma de 'democratizar' el dinero, para que las comunidades puedan recuperar al menos una parte del control de su actividad económica".
En su forma original en billetes, hay un total de 65.000 libras de Brixton en circulación, respaldadas por una cantidad equivalente de libras esterlinas. El London Mutual Credit Union y la concejalía de distrito de Lambeth actúan como 'socios' respaldando la iniciativa, junto con Transition Town Brixton y la New Economics Foundation. La versión electrónica tiene apenas un año, ha sido ya aceptada por 50 comercios y genera de momento una acitividad equivalente a 4.000 libras.
Otras localidades británicas –Totnes, Lewes y Stroud- cuentan con su propia divisa, impulsada por los grupos en transición, y siguiendo modelos como los que funcionan también en Estados Unidos (Horas de Itaca) o incluso en Grecia (el TEM de Volos). Aunque el gran salto cualitativo en Gran Bretaña llegará en mayo, cuando se lance la Libra de Bristol, al servicio de su medio millón de habitantes y con el respaldo del ayuntamiento local.
"Hasta ahora, las divisas complementarias y otros sistemas de intercambio local han jugado un papel marginal", admite Rahima. "Pero la crisis está empujando a mucha gente a abrir los ojos ante los problemas de fondo de nuestro sistema económico. Y la tecnología se va a convertir ahora en nuestra gran aliada: el sistema de Pago por Texto se va a implantar en los próximos años a todos los niveles, y podemos presumir de haber llevado la delantera".
Raima nos invita generosamente al zumo de naranja en el Café Phoenix usando su teléfono móvil y enviando un mensaje con la cantidad exacta en libras de Brixton y el destinatario de la trasacción. El propietario del local, Sonar, esboza una sonrisa de agradecimiento en cuanto escucha el doble y gratificante pitido: "Pago efectuado".


Carlos Fresneda (Corresponsal) @ 21-04-2012