sábado, 7 de julio de 2012

La monja Teresa Forcades hace una llamada a la huelga general

La monja Teresa Forcades hace una llamada a la huelga general indefinida Indignación globalizada 

 

Teresa Forcades, monja Benedictina,teóloga feminista, Doctor en Bilogía que denunció de manera fundamentada el negocio de las multinacionales con la gripe aviar, y que ha declarado públicamente su admiración por la revolución bolivariana, propone la huelga general indefinida...

Agencias La monja benedictina del Monasterio de Sant Benet de Montserrat, Teresa Forcades, ha manifestado que "cuando hay un gobierno que actúa en contra del interés general, o que la mayoría de la población percibe que está actuando en contra del interés general, el mecanismo previsto en las democracias para que la ciudadanía responda es una huelga general indefinida".

Este llamamiento fue realizado la pasada semana durante una entrevista en el programa Singulars del Canal 33 para presentar el libro Converses amb Teresa Forcades de Eulàlia Tort (Edicions Dau), Forcades considera que "el momento de hacerlo es ahora" y añade que la huelga general indefinida es "una medida absolutamente pacífica que visibiliza el desacuerdo entre un gobierno y su población". Forcades considera que "debemos evitar el secuestro del sentido crítico de la ciudadanía.

Se nos ha hecho creer que el mundo es de una complejidad tal que no lo podemos entender y debemos dejar en manos de los expertos. 

Es obvio que el mundo es complejo, pero a nivel social y económico no podemos depositar nuestra confianza en determinados expertos sin evaluar críticamente su discurso".

En este sentido, se ha preguntado quien escoge los expertos del Fondo Monetario Internacional o del Banco Mundial porque según su punto de vista "hacer caso de estos expertos sin planteamientos críticos significa que la economía marche del control democrático".

Es por ello que apuesta por "revalorizar las instituciones democráticas, porque si los que deben marcar el camino a seguir son los expertos de las instituciones financieras estaremos en una dictadura financiera".

Por último, ha dicho que "si, como parece, la mayoría de la población no está de acuerdo con las medidas que se están adoptando contra la crisis ni con el rescate financiero, entonces estas decisiones del gobierno son antidemocráticas".