martes, 8 de mayo de 2012

NIÑOS SIN PAÑALES - Es Posible

¿Qué es el método de higiene natural del infante (HNI)?

Cuidar a tu bebé a la manera sin pañales no significa que el bebé se independice a los cuatro meses o empiece antes a tener control de los esfínteres que los niños que crecen con pañales. Los niños se desarrollan de diferentes aspectos y a diferentes ritmos. Es posible que un niño necesite los pañales (o bien el cuidado sin pañal) hasta los tres o cuatro años.

Durante la noche unos niños tardan hasta los 6 años o más en controlar los esfínteres. Es muy importante que los padres no quieran forzar la independencia, sino apoyar el proceso de dejar los pañales dando confianza.

Para más información sobre el proceso en el control de los esfínteres: el artículo de Laura Gutman.


¿Es posible – sin pañal?

Si, aunque desde un punto de vista europeo pueda parecer imposible. A pesar de nuestra duda millones de mujeres en la India, África, Japón, Indonesia y muchos países más lo están practicando desde hace años y todavía lo están practicando.


¿Cómo funciona la comunicación de la eliminación (CE)?

Hacer crecer a tu hijo con el método sin pañal no quiere decir que por un truco educativo de repente el bebé aprenderá a ir al orinal solo. El sistema funciona más o menos al revés. Los padres tienen que aprender sobre las necesidades del bebé y sus señales de comunicación para después responder a éstas adecuadamente.
Los padres sujetan entonces al bebé encima de un recipiente y dicen una palabra clave. Más adelante cuando el niño haya cogido confianza esperará a ser cogido y escuchar la señal antes de hacer pipi o caca.

En vez de usar pañales los padres o las personas que cuidan al bebé se adaptan al niño y le dedican todo el tiempo necesario y mucha atención para su cuidado. Ellos tienen que estar pendientes del niño para notar sus señales y facilitarle un sitio y ambiente donde el bebé pueda orinar..

Es posible combinar el método ‘sin pañal’ con el uso de pañales a tiempo compartido por ejemplo por la noche o a distintas horas del día. Siempre hay que ver las necesidades de cada bebé. Demasiados cambios pueden hacer que no se establezca una rutina y que la confianza y cercanía necesarias entre los padres y la criatura no surja.

Hasta que los padres no saben interpretar las señales de su bebé y conocen sus necesidades es recomendable usar pañales o protectores impermeables. Es importante no estresarse innecesariamente en esta fase importante del post parto. Pero si que se deben acompañar las deposiciones del bebé con la palabra elegida para empezarla a relacionar. También es buena época para ir aprendiendo las señales e intervalos del niño.

Empezar tarde (entre el 6º. y 9º. mes) con el método ‘sin pañal’ es más difícil porque el niño no se habrá acostumbrado a fijarse en sus deposiciones y no tendrá confianza en los padres en este aspecto.

Para que se pueda utilizar el método durante la noche es necesario que el bebé duerma al lado de los padres o junto a ellos en la cama familiar.


¿Qué palabra?

Los padres pueden inventar cualquier palabra o ruido para comunicar el bebé el momento correcto para hacer pipi o caca. Se pueden utilizar palabras tal como ‘pipi’ y ‘caca’ o ruidos como por ejemplo un ‘shhhh’. En muchas culturas las mujeres usan un ruido sibilante que recuerda a agua corriendo. Sobre todo es importante usar una palabra que no se confunda con otras situaciones durante el día.


¿Cómo puedo reconocer si mi bebé tiene pipi o caca?

No habrá nadie que lo pueda saber mejor que tú misma.

La mejor manera para ir conociendo las necesidades y señales de comunicación de tu bebé es dejarlo uno o más días sin pañales encima de una funda impermeable o usar pañales de tela sin cobertor. Pronto vas a poder interpretar su comunicación y el ritmo de su digestión.


Aquí algunos de las muchas señales que puede dar un bebé:

está inquieto o movido
lloriquea
está muy quieto
tiene la mirada invertida
gira la cabeza hacia un lado
tira una comisura de la boca abajo
busca tu mirada o cercania
puedes notar ruidos de digestion
se dobla
más tono muscular.


Algunos de los bebés hacen sus deposiciones a distintas horas o en distintas situaciones en la rutina diaria. Muchos bebés tienen la necesidad cuando toman pecho (o biberón) o directamente después de dormir. Mientras están durmiendo profundamente raramente hacen pipi o caca, normalmente se despiertan antes.

Un bebé hace entre 12 y 18 veces al día pipi o caca . En cuanto el niño haya cogido confianza esperará hacer sus necesidades a que tú te des cuenta de sus señales y le lleves al sitio para orinar.

Quien pasa mucho rato junto a su bebé suele desarrollar un tipo de intuición para anticipar el momento en el que tiene necesidades.



¿Dónde llevo a mi bebé para hacer pipi y cómo lo aguanto?

En cuanto tu bebé te da una señal tienes que ir rápido para darle la posibilidad de aliviarse en un sitio elegido por ti. Es conveniente tener un recipiente como un orinal en cada habitación dónde os quedáis mucho tiempo durante el día. Pero también puedes llevar a tu bebé al wáter o aguantarlo encima de la pica o bidé. Es importante que encuentres un sitio y una posición cómodos para vosotros dos. El hecho de estar en un contacto inmediato a sus padres también parece muy importante para los bebés.


¿Tan fácil – tan difícil?

A parte del hecho que lamentablemente casi nadie hoy tiene el tiempo para dedicarse de una manera tan intensiva a su hijo, es un desafío llegar a conocer a tu bebé de tal modo como para interpretar bien sus deseos y necesidades.

Seguramente el método ‘sin pañal’ no es apto para perfeccionistas. Las pérdidas son parte de esta forma natural y básica del cuidado del bebé. Para que funcione bien y sin problemas hay que dedicar mucho tiempo y prestar siempre mucha atención.

El objetivo de cuidar a tu bebé de manera natural no puede ser el intento de forzar el proceso de dejar los pañales ni para distinguirse como un tipo de súper-padres. El único premio de esta concepción distinta de tratar a tu hijo es una maravillosa relación llena de cercanía y confianza. Además usas una capacidad del bebé que está completamente desconocida en nuestra cultura.

Practicar el método ‘sin pañal’ solamente a ratos distintos durante el día o combinarlo con el uso de pañales ya puede resultar en una comunicación muy fluida y crear mucha confianza entre tu bebé y tú. Muchas veces es más fácil adivinar cuando el niño tiene caca que pipi, para quien usa los pañales lavables ya se ahorra un lavado por eso.


Un buen efecto secundario del método ‘sin pañal’ es que el culito no corre riesgo de una irritación porque evita la causa principal – que es el clima húmedo y cálido en un pañal.


Más información sobre el tema ‘sin pañal’:
En español:
Artículo sobre 'El control temprano de los esfínteres (TCE)'
de Laurie Boucke

Grupo de 'Bebés sin pañales' en Yahoo
Este grupo es para todos que están interesados en aprender sobre la comunicación de la eliminación (CE), también conocido por el método de higiene natural del infante (HNI), y el temprano control de los esfínteres (TCE). No tienes que estar practicando esto con tu bebe, solo querer conocer mas.

En inglés:

Diaper Free: The Gentle Wisdom of Natural Infant Hygiene
by Ingrid Bauer

Infant Potty Basics: With or Without Diapers-- The Natural Way
by Laurie Boucke

Infant Potty Training: A Gentle and Primeval Method Adapted to Modern Living
by Laurie Boucke

The Diaper-Free Baby: The Natural Toilet Training Alternative
by Christine Gross-Loh

En alemán:
TopfFit! : Der natürliche Weg mit oder ohne Windeln
von Laurie Boucke

Es geht auch ohne Windeln! Der sanfte Weg zur natürlichen Babypflege
von Ingrid Bauer