jueves, 20 de noviembre de 2014

platano recetas y usos

Queque de Cáscaras de Plátano
(inspirado en la receta de Lorrain, de su blog Not Quite Nigella)


Ingredientes para el queque
1 taza de pulpa de cáscara de plátano (*)
1 huevo
3/4 de taza de azúcar
1 cucharadita de sal
1/2 taza de aceite
1 taza de harina preparada (leudante)
1 cucharada de levadura seca
Ingredientes para la miel
1 taza de líquido de la pulpa de cáscara de plátano (**)
1 taza de azúcar
¼ cucharadita de canela molida
1 pizca de sal

Preparación
Precalentar el horno a 350°F/180°C.
Forrar un molde de 16 centímetros de diámetro con papel manteca.

En un tazón colocar el huevo, azúcar, sal, aceite y la pulpa de plátano y mezclar bien.
Agregar la harina preparada cernida y la levadura seca y mezclar.

Verter la masa en el molde y hornear hasta que al insertar un probador, éste salga limpio, aproximadamente por 30-40 minutos.

Dejar enfriar unos 10 minutos en el molde, luego desmoldar sobre una rejilla hasta que enfríe completamente.
Colocar el queque en el plato de presentación y bañarlo con la miel caliente.
Para hacer la miel, colocar en una olla todos los ingredientes, mezclar bien y sin mover más poner la olla al calor por 25 minutos, hasta llegar una temperatura de 220°F/104°C.
Vaciar en caliente sobre el queque.

(*) Para obtener la pulpa de cáscara de plátano, poner las cáscaras a remojar por 72 horas, cambiando el agua cada día, hasta que el agua del remojo quede clara. Procesar las cáscaras con agua y colar.

(**) Para obtener el líquido de la pulpa de cáscara de plátano, recuperar todo el líquido que se obtenga al momento de colar la pulpa de las cáscaras, este es un líquido turbio, casi marrón.
Toggle screen reader support


Hace unos días hice muffins de plátano, así que tenía algunas cáscaras que las podía botar o mandarme por este queque, entonces decidí hacerlo, igual podía hacer sólo un poco y si no resultaba tampoco sería mucha la pérdida. No sé por qué dudé, el queque resultó muy bueno: húmedo, esponjoso y con un ligero sabor a plátano, más tirando para el sabor de un budín.

La receta la hice sólo con tres cáscaras de plátano, así que quedó pequeño, pero la próxima vez que haga los muffins o el queque de plátano, juntaré más cáscaras para hacer por lo menos el doble. Creo que seis cáscaras es una buena medida para obtener un queque con el doble de altura que el de ahora. Entonces, ¿listos para ver cómo se hace?

Primero hay que cortar los extremos de las cáscaras porque no queremos esa parte dura. Luego colocar las cáscaras en un tazón y cubrirlas con agua. Las cáscaras deberán estar en agua por lo menos 72 horas (3 días), cambiando el agua cada día. Verán que después de las primeras 24 horas tendrán un olor bastante fuerte a plátano y el agua estará turbia, pero conforme pasen los días el agua estará más clara y sin olor. Cuando el agua ya resulte totalmente clara, es momento de hacer el queque. Eso sucede a los 3 días.

Colocar las cáscaras de plátano en un procesador (o en licuadora), junto con media taza de agua y procesar. El agua es para facilitar al aparato el convertir las cáscaras en puré. Si hacen esta receta con más cáscaras, entonces es posible que necesiten más agua.

Colar las cáscaras procesadas. La idea es retirar la mayor cantidad de líquido y quedarse con un puré de plátano bien compacto. No vayan a tirar el agua porque servirá para hacer la miel.

Medir cuánto obtuvieron de puré. Con las tres cáscaras que usé obtuve media taza. Se mide porque según la cantidad obtenida se agregará el resto de ingredientes. En la receta les voy a poner lo que se necesita para hacer este queque cuando se obtiene 1 taza de puré. Ustedes deberán dividir o multiplicar las cantidades de acuerdo a lo que finalmente obtengan. En mi caso, todo fue la mitad.

Entonces, por cada taza de puré, colocar en un tazón 1 huevo, 3/4 de taza de azúcar, 1 cucharadita de sal y 1/2 taza de aceite. Mezclar todo junto con el puré.

Agregar 1 taza de harina preparada (harina leudante) cernida y 1 cucharada de levadura seca. Nuevamente, esto es para 1 taza de puré. Y sí, leyeron bien, es harina preparada Y levadura, yo usé la levadura seca instantánea, pero no se asusten, aquí no hay que levar la masa.

Colocar la masa dentro de un molde forrado con papel manteca. Usé un molde de 16 centímetros de diámetro porque no tenía uno más pequeño. Lorraine usó uno de 11 centímetros, que creo sería una muy buena medida, saldrá pequeño, pero más alto. El papel manteca no lo engrasé, pero al molde le puse un poco de grasa por algunos puntos, sólo para que el papel manteca se fije bien.

Hornear en horno precalentado en 350°F/180°C hasta que al insertar un probador, este salga limpio. Para la cantidad que hice, que fue la mitad de la receta y en un molde de 16 centímetros, el queque estuvo en el horno por 30 minutos, pero este tiempo lo deberán controlar ustedes porque dependerá de la cantidad de masa que hagan. Cuando esté listo, retirar del horno y dejar entibiar por 10 minutos dentro del molde.

Desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla. Lo que hice fue levantar el queque usando el papel manteca de los bordes, lo coloqué sobre mi mano, con mucho cuidado retiré el papel de los costados y luego lo coloqué sobre la rejilla. El de la base lo saqué después, cuando puse el queque en el plato.

Ahora toca hacer la miel: medir la cantidad de líquido que extrajimos de la pulpa. Yo obtuve más o menos 2/3 de taza, así que hice también la mitad de lo que normalmente se necesita cuando se obtiene 1 taza de líquido.

Colocar el líquido en una olla, y por cada taza de líquido agregar 1 taza de azúcar. Yo le puse 1/2 taza.

Mezclar bien el líquido con el azúcar, agregar una pizca de canela y una pizca de sal, mover, colocar la olla en el fuego y dejar que se cocine hasta lograr que espese un poco. Eso lo conseguirán en más o menos 25 minutos. Si tienen termómetro, pues hasta llegar a unos 220°F/104°C. Yo moví el líquido mientras estaba en el calor, eso hizo que luego al enfriar se azucare, así que les sugiero que lo dejen bien tranquilo, sin mover, haste que tome punto.

Una vez listo, retirar del calor y vaciar sobre el queque. Si lo quieren hacer después, entonces lo colocan en un recipiente que luego puedan poner en el microondas para calentar.

Al momento de servir, colocar el queque en el plato de presentación y bañarlo con la miel. Cuando serví el queque la miel ya estaba fría, así que la puse un minuto al microondas para calentarla y así caliente la puse sobre el queque.

Creo que la próxima vez que lo haga (porque lo volveré a hacer) le voy a poner un poco de oporto, o uno de los piscos macerados de mi esposo, creo que un toque de licor le caerá bien. Y si les gustan las pasas, pueden ponerlas también, pasas o cascaritas de naranja confitada.

Hacer click aquí para obtener la receta del Queque de Cáscaras de Plátano.

 

 

 

Mechada de plátano

  Para los vegetarianos latinos que añoran la carne mechada, plato típico de mi país. Queda muy rica y es muy fácil de preparar. Le dedico ésta receta a mi hija Carolina, quién ahora es vegetariana y a mi Madre que fue quién me enseñó a prepararla y de quién aprendí que en la cocina está "el verdadero sabor de hogar". Ella fue una excelente cocinera en el silencio y la tranquilidad de su cocina.
  Se hace con la cáscara del plátano maduro, la cual debe lavarse muy bien antes de prepararla. Comencemos pues, espero que les guste.


Ingredientes: 
La cáscara de un plátano maduro
1 cebolla
2 tomates maduros
1 pimentón rojo
2 dientes de ajo
1 cdta de comino
1/2 cdta de orégano
4-5 hojas de culantro
Sal y pimienta
1/4 taza de salsa de soja
Aceite de maíz onotado (para dar color)
Achiote u Onoto
Aceite onotado
Plátanos maduros
Culantro

Lo primero es mechar la  cáscara del plátano:

 
Luego ponerla a hervir en agua con cebolla, ajo, cebollino, ajo porro y salsa de soja aproximadamente por 20 minutos o hasta que se ablande bien.

En sartén al fuego, sofreír la cebolla, tomates, pimentón y ajos, todo en cuadritos. Poner el comino, orégano, pimienta y sal. Sofreír hasta que se ablanden y combinen los sabores.

Agregar la cáscara de plátano, mezclar bien y sofreír por unos 5 minutos

Añadir 1/2taza de agua para desglasar y dejar reducir el líquido casi por completo, mezclando de vez en cuando pero antes que se termine de reducir, agregar culantro en juliana fina y mezclar bien.


El secreto está en sofreír muy bien las verduritas, dejar reducir bien el agua que se agrega para soltar los sabores adheridos al sartén (desglasar) y por supuesto ajustar los sabores con los condimentos.
----
  1. Use Banana Peels Step 1.jpg
    1
    Úsalas para lustrar tus zapatos. Si frotas una cáscara de plátano contra tu zapato puedes sacarle brillo con facilidad. Esto también funcionará si quieres pulir cubiertos de plata. Anuncio
  2. Use Banana Peels Step 2.jpg
    2
    Si tienes una composta con lombrices, son el alimento perfecto para éstas. Les encantan las cáscaras de plátano
  3. Use Banana Peels Step 3.jpg
    3
    Úsalas como fertilizante para plantas. Por ejemplo, puedes colocarlas en un frasco grande de vidrio, añadir agua y después algunas plantas acuáticas que estarán muy bien cuidadas en ese sistema de nutrientes. Renueva el agua para mantener el efecto fertilizante de las cáscaras.
  4. Use Banana Peels Step 4.jpg
    4
    Frótalas contra tus dientes para blanquearlos (la cara interior de la cáscara es la que entra en contacto con los dientes.
  5. Use Banana Peels Step 5.jpg
    5
    Úsalas para preparar una mascarilla facial. Las cáscaras de plátano contienen encimas que ayudan a conservar tu piel saludable.
  6. Use Banana Peels Step 6.jpg
    6
    Córtalas en trozos pequeños y entiérralas debajo de tus rosales y otros arbustos para que actúen como repelentes contra áfidos o pulgones. Las cáscaras ya secas también pueden servir.
  7. Use Banana Peels Step 7.jpg
    7
    Sostén una cáscara de plátano contra el área de tu piel afectada por una picadura de mosquito u hormiga, una raspadura pequeña o sarpullido causado por hiedra. Tendrá un efecto positivo para disminuir la irritación y las molestias.
  8. Use Banana Peels Step 8.jpg
    8
    Cómelas. Se pueden comer tanto crudas como cocidas. En la cocina asiática, en especial la hindú, puedes encontrar recetas atractivas.
  9. Use Banana Peels Step 9.jpg
    9
    Úsalas para atraer mariposas a tu jardín. También es útil incluir pequeños trozos de plátano reposando sobre la cáscara.
  10. Use Banana Peels Step 10.jpg
    10
    Fija una cáscara de plátano sobre una verruga hasta que ésta se desprenda de tu piel. La cara externa de la cáscara es la que debe mantenerse en contacto con la verruga, y necesitas cambiar las cáscaras con frecuencia. Usa cinta de aislar para fijar la cáscara en el sitio exacto.
  11. Use Banana Peels Step 11.jpg
    11
    Usa un trozo de cáscara para extraer una astilla enterrada en tu piel. Fíjala con cinta sobre la astilla, y las encimas de la cáscara actuarán para que la piel expulse la astilla naturalmente.
  12. Use Banana Peels Step 12.jpg
    12
    Limpia las hojas de las plantas de tu casa frotándolas con cáscara de plátano. Usa el lado interno de la cáscara para esto.
  13. Use Banana Peels Step 13.jpg
    13
    Úsalas para atrapar polillas en el interior de la casa. Corta unos trozos de cáscara y ponlos sobre la trampa para polillas.
  14. Use Banana Peels Step 14.jpg
    14
    Colócalas sobre una pechuga de pollo para que la carne conserve su jugosidad mientras se cocina.
  15. Use Banana Peels Step 15.jpg
    15
    Úsalas para cualquier tipo de composta. Son un excelente material para este fin.
  16. Use Banana Peels Step 16.jpg
    16
    Aprende a preparar vinagre con las cáscaras.
  17. Use Banana Peels Step 17.jpg
    17
    Deshazte del acné usando cáscaras de plátano. Por la noche frota tu rostro con la cara interna de una cáscara y no te limpies los restos de pulpa que deje en tu piel. 
--------------

Usos del plátano en el hogar

  • Para lustrar los zapatos: frotando una cáscara de banana contra tus zapatos podrás sacarle brillo en instantes.
  • Para pulir cubiertos de plata: si deseas que tus tenedores, cuchillos y cucharas estén relucientes, sobre todo los de plata, no dudes en usar cáscara de plátano.
  • Como alimento del compost: si tienes una composta donde colocas los residuos orgánicos, no dudes en “llevarles de presente” a las lombrices banana, que les encanta.


  • Como fertilizante para las plantas: Puedes colocar cáscaras de plátano en un frasco grande de vidrio y añadir agua. Luego algunas plantas acuáticas, que estarán más que cuidadas gracias a sus nutrientes. Algunas personas optan por disponer rodajas de cáscara sobre la tierra de las macetas.
  • Como repelente de pulgones y áfidos: corta en pequeños trozos la cáscara y entiérrala debajo de los rosales y arbustos similares. Hará que las enfermedades más frecuentes de las plantas no las afecten.
  • Para atraer mariposas a tu jardín: si quieres que la belleza de las mariposas inunde tu jardín, no dudes en colocar trozos de plátano, ya que lo dulce las atraerá.
  • Para limpiar las hojas de las plantas: frota con la cáscara de plátano, usando el lado interno si deseas que las hojas de tus plantas siempre estén hermosas y bien limpias.
  • Para atrapar polillas en el interior de tu casa: así como ocurre con las mariposas, las polillas se sentirán atraídas por el azúcar de la cáscara de plátano.


  • Para conservar la jugosidad de la carne: sobre todo para la pechuga de pollo, antes de colocarla en el horno o cacerola.
  • Para purificar el agua: diversos estudios han demostrado que la cáscara de plátano absorbe las toxinas en los ríos que están contaminados, sobre todo de metales pesados.
  • Para atraer pájaros: les encanta el sabor dulce de las bananas. Coloca unos trocitos en tu ventana, jardín, balcón o realiza una plataforma específica para que puedan volar hasta allí a buscar sus golosinas.

Usos del plátano para la salud y estética

  • Para blanquear los dientes: Frota la cáscara de la banana (la parte interior) contra tus dientes periódicamente para que se vean más blancos.
  • Para una mascarilla facial: los nutrientes de la cáscara de plátano ofrecen sus encimas para que tu puedas disfrutar de una piel mucho más saludable. Lava bien el rostro con agua y jabón neutro. Aplica por toda la cara, deja secar y luego enjuaga con agua templada.
  • Para disminuir la irritación o picazón: cuando te pica un mosquito o una hormiga, sostén una cáscara de banana en la picadura por algunos minutos. También puede usarse en los casos de raspaduras pequeñas o contacto con la hiedra que causa sarpullido.


  • Como alimento: En la cocina asiática, sobre todo la hindú, se comen crudas o cocidas. Puedes encontrar recetas interesantes y deliciosas.
  • Para quitar verrugas naturalmente: coloca una cáscara de plátano sobre una verruga y fíjala con una cinta o venda. Cambia con frecuencia, durante varios días. Al cabo de una semana aproximadamente, la verruga se caerá sola.
  • Para extraer una astilla: si te has clavado una astilla de madera, realiza lo mismo que para las verrugas. Las encimas de la cáscara actuarán como un expulsor natural del agente extraño que está “molestando”.
  • Para eliminar el acné: Todas las noches, frota por tu rostro una cáscara de plátano. No te limpies los restos de pulpa, ve a dormir así. Por la mañana puedes enjuagar. Lo mismo puedes hacer para una mascarilla semanal.
  • Ayuda a tratar la psoriasis: Frota el interior de una cáscara de banana sobre la zona afectada por este problema de la piel. Al principio es probable que se ponga más roja que antes, pero no debes preocuparte, ya que es normal. Notarás diferencias notables a los pocos días si repites este tratamiento a diario.
  • Para tratar magulladuras: si eres de los que por nada sacan moratones en la piel, la cáscara de plátano puede ayudarte. Sólo tienes que colocar un trozo en el lugar donde te has golpeado y dejar que los nutrientes hagan su “magia”

  • Para prevenir las arrugas: esto se debe a que la cáscara de banana tiene mucha cantidad de potasio, hierro, magnesio y vitaminas A, B y E. Colócal en trozos directamente sobre la piel (sobre todo la de la frente).
  • Para el cabello dañado: coloca trozos de cáscara de banana en el recipiente de shampu o acondicionador y con ello lava a diario como de costumbre. Otra buena idea es pasar por la licuadora con un poco de agua y aplicar como mascarilla durante 30 minutos, después enjuagar y lavar como siempre.
  • Para tratar el cutis seco: mezcla una cáscara de banana cortada en rodajas con una cucharada de bicarbonato de sodio. Pasa por la licuadora con un poco de agua y aplica en el cuello y el rostro. Deja que actúe por 20 minutos y enjuaga con agua fría.
  • Para hidratar la piel: puedes macerar la cáscara de un plátano con medio pepino y la pulpa de un mango. Colocar en las zonas a hidratar y enjuagar después de media hora con agua templada.