viernes, 1 de agosto de 2014

EL LIMON: Excelente desodorante natural

En general, la industria tiende a ofrecernos productos cuya calidad o eficacia está calculada conscientemente para que sea la mínima posible, siendo aceptable para nosotros, y con el menor coste posible para ellos. Por otra parte, también se calcula que el producto sea usado lo máximo posible y con el mayor gasto por nuestra parte. La fórmula de optimización resultante se les da muy bien aplicarla.

Limón
Limón, Citrus
Lo mismo sucede con los productos para la limpieza del hogar.


El resultado es que todos los productos  líquidos para el cuerpo están compuestos en su mayoría por agua (el agua es gratis), con una serie de productos químicos (la química no es
buena para el cuerpo). Por tanto, estamos hablando de agua con química, y
 con esto es con lo que cuidamos nuestro aspecto y nuestra limpieza
corporal.

El olor a "limpio", o a flores, a frutas, etc., de estos  productos que encontramos en el supermercado, es totalmente artificial,  y deja cada vez una película de contaminación y radicales libres que cubre nuestra piel y que se absorbe poco a poco a través de la misma, sin que después haya un modo sencillo de que pueda salir otra vez de nuestro cuerpo. Es decir, la química se va acumulando más y más irremediablemente.

¿Qué podemos hacer al respecto? Cada cual tiene sus trucos. Por mi parte opto por no poner sobre mi piel nada que no me metería en la boca.

Y por otro lado ¿A quién no le ha pasado nunca quedarse sin desodorante en una situación en la que es muy necesario?

Es la ocasión ideal para probar otra alternativa



EL LIMÓN COMO DESODORANTE



El  limón es un cítrico con una acidez de aproximadamente 3 grados de PH, que es perfectamente tolerable por la piel, en cambio, para las
bacterias que son responsables del olor en las axilas, no es el medio
ideal para realizar su actividad, por lo que con el zumo de limón, este
olor desaparece inmediatamente y por varias horas. También se podría
utilizar vinagre, con el mismo resultado, pero el limón resulta más
agradable y más refrescante.

MODO DE EMPLEO EN CASO DE EMERGENCIA

Se  puede utilizar como remedio de urgencia para eliminar el olor corporal
en situaciones comprometidas en las que nos encontremos lejos de casa o
de un supermercado y que no llevemos ningún desodorante encima.

Tal vez nos encontremos cerca de un bar, donde poder pedir un refresco con una rodaja de limón y de forma discreta, poder utilizar la rodajita en el
servicio para hacer desaparecer el olor de nuestras axilas. A mi me ha
pasado montones de veces, especialmente en verano.

Este truco
puede salvarnos en una entrevista de trabajo, en una cita con un amigo o
 amiga especial, en la primera visita a los futuros suegros, quién sabe.
 Merece la pena recordarlo por si acaso.

USO EN LA VIDA COTIDIANA: PRECAUCIONES



También  se puede utilizar de forma cotidiana, pero en este caso hay algunas personas con piel más sensible a las que la acidez les pueda producir enrojecimiento en la zona de aplicación. En ese caso se puede diluir con  un 50% de agua, y en caso de que la rojez persista, abandonar el experimento, olvidarlo y seguir buscando otros trucos más adecuados para  nuestra piel.

Del mismo modo, se recomienda tener cuidado de no
utilizar este desodorante natural  cuando se va a tomar el sol, ya que
el ácido del limón, en contacto con  el sol, puede producir manchas en
la piel. De todas formas no es muy común que intentemos ponernos morenas
 las axilas después de aplicarnos el limón en la playa. Pero sí que se
han dado casos de personas que sin darse cuenta se han puesto limón en
la cara y después de tomar el sol se han encontrado con al sorpresa. Así
 que cuidado con el limón y el sol en la piel.



Para las
 personas que sí toleran el limón sobre su piel sin problemas, les
recomiendo disfrutar de este producto vivo, ecológico y biodegradable, y
 que acudan cada dia a la cocina al salir de la ducha para cortar una
rodaja de limón para mimar su cuerpo



Mi nombre es Humberto López y espero que esta entrada te haya
resultado de utilidad. No dejes de comentar cualquier sugerencia, queja,
 o duda que te pueda surgir en el apartado de comentarios.




-----------------------------------------------



Dale tan solo 1 oportunidad al poderoso limón para que te demuestre que puede prevenirte del mal olor mucho mejor que cualquier desodorante de marca. Aplica solo 10 gotas en cada axila después de bañarte y verás los resultados.



Incluso, aunque seas de esas personas "dificiles" a los cuales "no le sirven" muchas marcas porque de todas formas contraen mal olor, verás este poderoso desodorante natural podrá contigo.



- Si quieres un "anti-transpirante", te contamos que los desodorantes que evitan la transpiración fueron denunciados por diversos estudios afirmando tener una estrecha relación con el cáncer, adicionalmente, los compuestos que tapan los poros pueden provocar alergias, irritaciones, otros componentes de los antitranspirantes como el aluminio o los parabenos, pueden generar problemas en el estrógeno corporal

Ver una nota al respecto →

http://www.cancer.gov/espanol/recursos/hojas-informativas/riesgo-causas/antitranspirantes-desodorantes



- De esta manera también evitamos un gasto de dinero innecesario y evitamos utilizar envases que nunca se reciclarán, ni se volverán a utilizar.



- A diferencia de muchos desodorantes, no mancha la ropa, se aplican solo 10 gotas

No mancha la piel

Una duda generalizada al respecto es que según sostienen algunos "el limón mancha la piel". Pues nosotros respondemos que en el caso que dicha tesis llegará a resultar cierta, uno no se aplica 2 limones en la cara y sale a tomar sol en horario pico, sino que tan solo aplicamos 10 gotas en cada axila, en una zona que el sol no tiene que "pegar" en pleno día laboral. Ni tampoco nos bañamos el limón y circulamos por la calle en horario pico con los brazos levantados, exponiendo las axilas por tiempo prolongado.

Dale 1 oportunidad, y verás lo potente que resulta

No "pegotea"

Lo idea es que después de bañarse o asearse, se apliquen 10 gotas, y la parte que quede húmeda por el limón, se seque. Si no se exceden las 10 gotas y se limpia la humedad, no hay motivo por el cual, se queden "pegoteadas las axilas"