sábado, 5 de octubre de 2013

VITAL ALSAR - un marino demostrando que se puede vivir en paz

Vital Alsar concluye en México su travesía en favor de la paz 3755831977_9e7a1f5f3e

El navegante cántabro Vital Alsar concluyó a bordo del trimarán «Zamná» su periplo de más de 13.000 mil millas por tres continentes y una veintena de puertos al atracar en el puerto de Progreso, Yucatán, (Méjico) de donde partió hace cinco meses para llevar un mensaje de paz por el mundo.


Vital Alsar y el armador del navío, José Manuel Díaz Rubio, dirigieron sendos mensajes cargados de emotividad a los cientos de niños que acudieron a recibir al «Zamná» y al proyecto «El Niño, El Mar, La Paz».
Ambos señalaron que creen haber logrado el objetivo de difundir su mensaje.
«La paz es el resultado lógico de una noble lucha por la justicia, la verdad, la libertad y la fraternidad, siendo fundamentos del bien común. Donde reina la injusticia, la mentira, la esclavitud y el odio no puede haber paz porque fallan las condiciones básicas para el desarrollo pleno de la persona», aseguró Díaz Rubio

Vital Alsar es un viejo lobo de mar que ha protagonizado algunas de las hazañas marinas más relevantes del siglo XX. La primera aventura fue en 1966 cuando a bordo de una simple balsa «La Pacifica», pretendió atravesar el océano Pacifico. La primitiva embarcación naufrago después de 143 días de navegación cerca de las Islas Galapagos.

El segundo intento se realizo en 1970. Navego durante 161 días desde Guayaquil (Ecuador) hasta Mooloolaba (Australia) en una nueva balsa.

Durante los 25 últimos días sobrevivió tomando únicamente agua de mar

En 1973 con otros once marinos y en tres balsas vuelven a salir de Guayaquil y alcanzan las costas de Bayima (Australia) en 179 días de navegación.

En 1977 fue en busca de la fuentes del Amazonas. Cruzan a pie los Andes, los 23 miembros de su tripulación construyen en plena selva un astillero en donde dan forma a tres galeones. Emula a Francisco de Orellana en su descenso por el río Amazonas. Después de subir a México desembarca definitivamente en Santander.
cozumel_zamna_021
Posteriormente, cuando Vital tenia 53 años, realiza una replica de la nao Marigalante o Santa Maria de su paisano Juan de la Cosa que acompaño a Cristóbal Colón en su primer viaje América.

El ‘Zamná’ y su tripulación fueron recibidos en el muelle del puerto de Progreso n yucatan (Mexico) por el secretario de Fomento Turístico, Juan José Martín. En el acto de recepción del barco estuvo presente el presidente de la Fundación Vital Alsar, Jesús Ceballos. Esta asociación se ha encargado de coordinar toda la logística del viaje.

Ceballos instó en su intervención a los yucatecos a continuar llevando el mensaje de paz del ‘Zamná’ y comentó que tras la «impresionante» llegada del navío a Santander, el Comité Internacional de Cien Ciudades por la Paz incluyó a la capital cántabra en el proyecto y la propondrá para el premio Pax Urbis, apoyando asimismo su designación como Capital Europea de la Cultura en el 2016.
- See more at:
 http://www.nauticalnewstoday.com/2010/02/vital-alsar-concluye-en-mexico-su-travesia-en-favor-de-la-paz/?lang=ru#sthash.hSrbrToa.dpuf

UNA VIDA ENTERA DEMOSTRANDO LO MEJOR Y LO VERDADERO 
DEL SER HUMANO:

¡¡¡¡HA REALIZADO INMENSAS TRAVESIAS SIN RENCILLAS, DISCUSIONES NI TRAMPAS ENTRE TODOS SUS MARINEROS ¡¡¡¡

Biografía de Vital Alsar
¡Hazte Fan!

Vital Alsar Ramírez nació en Santander, capital de Cantabria en el año 1933. Se hizo profesor mercantil, a pesar de que nunca llegó a ejercer como tal. Actualmente reside en Veracruz, México.

Durante la mili en Marruecos, leyó un libro sobre la Kon-Tiki: la expedición que Thor Heyerdahl realizó sobre una balsa a lo largo del Pacífico. Fue esta lectura la que provocó su interés por imitar la proeza.

Cumplidos ya los veinte años salió de España buscando trabajo. Llegó a Francia donde permaneció durante más de tres años, trabajando en varios oficios, y desde allí pasó a Stuttgart y Hamburgo residiendo y trabajando allí también durante varios años.

En Alemania empezó a madurar la vieja idea de cruzar el Pacífico en balsa, que ya venía alimentando desde años atrás.
Saltó el Atlántico y se fue a Canadá donde trabajo en unas minas de hierro. Residiendo en Montreal conoció a Marc Módena que sería en adelante su compañero en todas las expediciones que realizó.

Vital Alsar lleva más de 45 años realizando expediciones náuticas, navegando por los océanos Atlántico y Pacífico en naves de todo tipo: desde balsas de madera hasta carabelas españolas. Y siempre con un mismo propósito: promover y defender la comunicación y la paz mundial.

En 1966 a bordo de una balsa, La Pacífica, intentó junto a otros tres navegantes cruzar el océano Pacífico desde Ecuador hasta Australia. Sin embargo, después de 143 días de travesía, cerca de las Islas Galápagos, la balsa naufragó. Vital y la tripulación tuvieron que ser rescatados. No cesó en su empeño y unos años más tarde, en 1970, construye una nueva embarcación, apodada en este caso como La Balsa. Consiguió navegar desde Ecuador hasta Mooloolaba (Australia). Tardó 161 días y los últimos 25 sobrevivió a base de agua de mar.

Las travesías se sucedieron (Ballina en balsas, la ruta de Orellana en tres bergantines que llegaron a Santander el 8 de octubre de 1978; la ruta Acapulco-Santander con La Marigalante; y, por último, la ruta México-El Pireo con el trimarán Zamná) y siempre con la bandera blanca como enseña y una frase que acompaña al navegante cántabro:

«la paz es el mayor acto de cultura cívica que la humanidad puede desarrollar».

Premios y reconocimientos: Ha recibido múltiples premios por su trayectoria, entre los que destacan el de la Sociedad Geográfica Española, o el de Adena Internacional, de la Sociedad Protectora de la Naturaleza. Este último, representado por un 'Delfín de Oro' de Dalí, lo compartió con Philippe Cousteau.



3755831977_9e7a1f5f3e

Vital Alsar concluye en México su travesía en favor de la paz


El navegante cántabro Vital Alsar concluyó a bordo del trimarán «Zamná» su periplo de más de 13.000 mil millas por tres continentes y una veintena de puertos al atracar en el puerto de Progreso, Yucatán, (Méjico) de donde partió hace cinco meses para llevar un mensaje de paz por el mundo. Vital Alsar y el armador del navío, José Manuel Díaz Rubio, dirigieron sendos mensajes cargados de emotividad a los cientos de niños que acudieron a recibir al «Zamná» y al proyecto «El Niño, El Mar, La Paz». Ambos señalaron que creen haber logrado el objetivo de difundir su mensaje. «La paz es el resultado lógico de una noble lucha por la justicia, la verdad, la libertad y la fraternidad, siendo fundamentos del bien común. Donde reina la injusticia, la mentira, la esclavitud y el odio no puede haber paz porque fallan las condiciones básicas para el desarrollo pleno de la persona», aseguró Díaz Rubio
Vital Alsar es un viejo lobo de mar que ha protagonizado algunas de las hazañas marinas más relevantes del siglo XX. La primera aventura fue en 1966 cuando a bordo de una simple balsa «La Pacifica», pretendió atravesar el océano Pacifico. La primitiva embarcación naufrago después de 143 días de navegación cerca de las Islas Galapagos.
El segundo intento se realizo en 1970. Navego durante 161 días desde Guayaquil (Ecuador) hasta Mooloolaba (Australia) en una nueva balsa. Durante los 25 últimos días sobrevivió tomando únicamente agua de mar. En 1973 con otros once marinos y en tres balsas vuelven a salir de Guayaquil y alcanzan las costas de Bayima (Australia) en 179 días de navegación.
En 1977 fue en busca de la fuentes del Amazonas. Cruzan a pie los Andes, los 23 miembros de su tripulación construyen en plena selva un astillero en donde dan forma a tres galeones. Emula a Francisco de Orellana en su descenso por el río Amazonas. Después de subir a México desembarca definitivamente en Santander.
cozumel_zamna_021
Posteriormente, cuando Vital tenia 53 años, realiza una replica de la nao Marigalante o Santa Maria de su paisano Juan de la Cosa que acompaño a Cristóbal Colón en su primer viaje América.
El ‘Zamná’ y su tripulación fueron recibidos en el muelle del puerto de Progreso n yucatan (Mexico) por el secretario de Fomento Turístico, Juan José Martín. En el acto de recepción del barco estuvo presente el presidente de la Fundación Vital Alsar, Jesús Ceballos. Esta asociación se ha encargado de coordinar toda la logística del viaje.
Ceballos instó en su intervención a los yucatecos a continuar llevando el mensaje de paz del ‘Zamná’ y comentó que tras la «impresionante» llegada del navío a Santander, el Comité Internacional de Cien Ciudades por la Paz incluyó a la capital cántabra en el proyecto y la propondrá para el premio Pax Urbis, apoyando asimismo su designación como Capital Europea de la Cultura en el 2016.
- See more at: http://www.nauticalnewstoday.com/2010/02/vital-alsar-concluye-en-mexico-su-travesia-en-favor-de-la-paz/?lang=ru#sthash.hSrbrToa.dpuf

2 comentarios:

Hector Chaves dijo...

Todo el honor y la gloria para Vital Alzar, un español que lleva en los genes el espiritu de los que conquistaron America y que nosotros los mestizos latinoamericanos nos enorgullecemos de llevar su sangre.

(No confundir con los esapañoles ladrones y abusivos que acabaron con las culturas indoamericana)

Hector Chaves dijo...

Todo el honor y la gloria para Vital Alzar, un español que lleva en los genes el espiritu de los que conquistaron America y que nosotros los mestizos latinoamericanos nos enorgullecemos de llevar su sangre.

(No confundir con los esapañoles ladrones y abusivos que acabaron con las culturas indoamericana)