domingo, 17 de febrero de 2013

La vida "low cost", con Stefania Rossini

Daniel Méndez
 
Es la bloguera 'low cost' más famosa de Europa. Italiana de 37 años. Un buen día dejó su trabajo, su casa y redujo los gastos al mínimo. 
Acaba de publicar el libro 'Vivir 5 personas con 5 euros al día'







XLSemanal: Cinco personas con cinco euros al día. ¿Realmente es posible?
Stefania Rossini: Sí. Aunque dejando fuera cosas como el coche o la hipoteca. Pero incluye alimentación, otros productos domésticos como jabón o detergente y la mayor parte del material escolar de mis tres hijos. Es una media, en cualquier caso: un mes pueden ser siete y al siguiente, tres. Pero de momento lo conseguimos.
XL: ¿Y los niños qué opinan? Supongo que esto deja fuera muchos caprichos.
S.R: No, no quiere decir esto. El pequeño tiene su consola y más juguetes que nunca. Muchos nos los regalan; otros los fabricamos... Es toda una lección de vida para ellos.vivir-5-personas-con-5-euros-al-dia_9788408037552.jpg
XL: ¿Y cómo empezó todo?
S.R: Dejé el trabajo cuando murió mi padre. Él era quien cuidaba de mis hijos, y no tenía sentido pagar a alguien para hacerlo. ¡Me costaba más de lo que yo ganaba!
XL: Y se fueron al campo a vivir...
S.R: Sí. Allí la vida es más barata y, además, buscamos la autosuficiencia en fruta y verdura. Hemos llegado ya al 70 por ciento más o menos. Yo no sabía cultivar y he ido aprendiendo poco a poco.
XL: Eso sí, exige trabajo.
S.R: Sí, claro. Es verdad que, si trabajas fuera ocho horas al día, no puedes hacer muchas labores que hago yo, pero otras sí. Por ejemplo, en fabricarte una crema casera, un detergente o un jabón, tardas cinco minutos, y lo haces una vez cada tres meses. Esto está al alcance de cualquiera.
XL: Más difícil si vives en una ciudad...
S.R: Sí, pero el huerto supone un diez por ciento del ahorro. Todo lo demás lo puedes hacer en tu piso urbano, por pequeño que sea. Es una cuestión de costumbre. A muchos se les ponen los ojos como platos cuando ven todo lo que pueden hacer en su casa.

XL: Y usted, ¿se ha sorprendido de hasta qué punto puede llegar?
S.R: Sí. Y continúo haciéndolo. Me he equivocado muchas veces porque son cosas que yo misma no sabía hacer hasta que me puse a ello.

XL: ¿Busca convertir su forma de vida en un movimiento?
S.R: No exactamente. Existen movimientos parecidos, como el decrescita felice (decrecimiento feliz) que hay en Italia. Pero no se trata de crear un gueto, esto es algo que todo el mundo puede aplicar en mayor o menor medida.

XL: ¿No implica llevar un estilo de vida un tanto hippy?
S.R: Para nada. ¡Muchos me imaginan con faldas largas! O creen que tendré la casa sucia porque no uso el detergente químico, pero no. Asociamos el olor del detergente a limpieza, aunque no es más que un perfume químico. ¡Podemos hacerlo casi gratis e igual de higiénico! Pero hay gente a la que le da miedo todo esto.
XL: ¿Por qué?
S.R: Porque implica pensar por tu cuenta, sin la protección del grupo.

XL: Su marido sigue trabajando... ¡Estarán ahorrando!
S.R: No creas. Él tiene un sueldo bajo y tenemos una hipoteca de 700 euros mensuales, pero seguimos reduciendo gastos. Por ejemplo, cuando llevo a los niños al colegio, meto la bicicleta en el maletero. Luego dejo el coche allí y hago los cuatro kilómetros hasta casa en bici. No contamino, hago deporte y ahorro dinero. Además, doy ejemplo a mis hijos.

XL: El libro está editado ya en italiano, español y alemán. ¿Se imaginaba un éxito así cuando arrancó su blog?
S.R: ¡En absoluto! Mi única meta al abrir el blog era dar respuestas a la gente, proponer ideas que pudieran serles de ayuda. Luego llegaron las entrevistas en televisión. Y a partir de ahí arrancó todo: ¡hace un año que no se para esto!

La última pregunta
Muchos de sus seguidores la han criticado por ganar dinero con el libro. Sí, sí, hay personas así. ¡Es solo envidia! Y no han entendido nada. Yo no estoy en contra del dinero. Me hace falta para vivir, para bien o para mal. Y con el libro se me han abierto puertas en la vida que nunca habría imaginado. ¿Cómo no aprovecharlas?
------------------------------------------------


Sinopsis

Crear un huerto urbano; preparar deliciosas recetas con las verduras que cultives; reutilizar creativamente la ropa en desuso, puesto que todo puede tener una segunda vida; fabricar de una manera económica productos para la limpieza de la casa, para la higiene personal e incluso cosméticos; crear bolsos, collares, pendientes, etcétera y hacer la compra de un modo más atento, consciente y responsable. Éstos no son más que algunos de los consejos que te ofrece Stefania Rossini —la bloguera low cost más famosa de Italia—. También redescubrirás la economía del trueque y verás cómo se puede ahorrar en la luz, el gas, el agua y en todo aquello que parece más difícil.

Este libro es un himno a «hacer» en lugar de «comprar», a «ser» en lugar de «tener», pero sobre todo es una invitación a buscar nuestro bienestar y el de la Madre Tierra.

¿Por qué tienes que leer este libro? 


Este libro nos enseña a aprovechar nuestros te recursos, a la vez que recoge trucos para ahorrar en tiempos de crisis.
Brinda consejos sencillos para las finanzas personales.
Un libro fundamental, con propuestas realistas para este momento de crisis.
La autora asegura que es posible vivir con muy poco dinero y mucha imaginación, por lo que su propuesta es muy clara: agudizar el ingenio y buscar estrategias para gastar lo menos posible.

El autor 

Stefania Rossini es ama de casa, tiene treinta y siete años y vive en la provincia de Brescia con su marido y sus tres hijos. Además de por su vertiente de bloguera, también es conocida por participar en diversos programas de televisión, en los que aborda los temas que aparecen en este libro.

Tiene un blog con gran cantidad de adeptos:
http://natural-mente-stefy.blogspot.com.es/http://natural-mente-stefy.blogspot.com.es/

--------------

Productos Alternativos de Higiene Personal

Pasta de Dientes: Utilizo sólo el cepillo, a veces pulverizo en él un poco de agua de mar, comiendo básicamente frutas, vegetales y algunas semillas y frutos secos, no necesito más. Una vez a la semana o si he tenido que comer fuera algo cocinado entonces mojo el cepillo en agua y lo impregno de arcilla blanca o de bicarbonato para una higiene más a fondo. *Otra opción que tendríamos sería encontrar una pasta de dientes en herbolario que no contenga flúor, ni sulfatos.

Jabón para el cuerpo: Utilizo 2 cucharadas de arcilla verde mezcladas con un poco de agua de mar caliente. Se hace una pasta tipo barro y con eso tengo un jabón "exfoliante&qu ot; que incluso después de un duro día de entrenamiento, elimina mi olor corporal. Otra opción es diluir 1 cucharada de bicarbonato en agua de mar caliente y utilizar el líquido resultante como si fuese el gel (aunque es más líquido). Hay que tener en cuenta que el sudor es un ácido y se elimina con bases como el bicarbonato. Se puede utilizar agua normal si no tienes agua de mar, o bien infusiones de hierbas, hay muchas y cada una nos ofrece propiedades distintas para la piel (también se pueden añadir aceites esenciales). *Otra opción que tendríamos sería comprar en un herbolario una pastilla de jabón que no lleve parabenos, ni sulfatos, ni esté testada en animales. A mí personalmente me gusta mucho el jabón de aloe vera o el de alepo (laurel). Y es el que suelo utilizar cuando viajo y me resulta incómodo tener que llevarme las arcillas/bicarbonat o.

Desodorante: 1 cucharada de bicarbonato bien diluido en agua y pulverizado como si fuese desodorante en spray. También se pueden utilizar unas gotitas de limón. También funciona muy bien para controlar el olor corporal incluir en la alimentación germinados de fenogreco. *Otra opción sería comprar en herbolario piedra de alumbre (Potassium Allum, no Amonium Allum).

Jabón facial: Utilizo 1 cucharada de arcilla blanca mezclada con un poco de agua de mar caliente. Se hace una pasta tipo barro pero muy suave, lo aplico en la cara antes de entrar a la ducha y después lo aclaro con agua tibia, como si fuera una mascarilla. Si no tengo tiempo, entonces lo utilizo directamente como si fuese gel mientras me ducho. A diario, si quiero lavarme la cara sin ducharme, utilizo agua de mar.

Tónico facial: Agua de mar. Con un algodón o pulverizada. Utilizo botecitos pequeños de spray y siempre llevo uno en el bolso, como vivo en Madrid, siempre que vuelvo a casa después de estar en la calle, pulverizo el rostro con agua de mar para limpiarla de la contaminación. También podemos utilizar algunas infusiones aplicadas con algodón, con distintas propiedades. *Otra opción es utilizar agua de rosas, que podemos encontrar en herbolarios y es suavizante para la piel.

Despigmentante facial nocturno: Zumo de limón. No hace falta mucho, con medio limón lo "espachurras" hasta obtener unas gotitas y lo aplicas con las manos o con un algodón directamente sobre el rostro, al principio puede picar un poco. Pero la vitamina C es el mejor despigmentante natural que tenemos. He visto resultados espectaculares en personas que tenían manchas en las manos, en la cara, etc. Con aplicarlo 3 - 4 veces por semana es suficiente, no es necesario aplicarlo todos los días. Lo que es MUY importante es aclararlo bien bien con agua tibia al día siguiente, y utilizarlo sólo de noche porque el limón es foto sensible y si se aplica en la piel y después esta se expone a la luz solar puede producir el efecto contrario al deseado y dejar manchas en la piel.

Mascarilla facial depurativa: 2 cucharadas de arcilla verde (o arcilla blanca si tenemos la piel muy sensible) mezclada con agua de mar y unas gotitas de zumo de limón. Aplicar, dejar secar y aclarar con agua tibia. Se puede hacer con infusión de cola de caballo si no tenemos agua de mar, o con cualquier otra infusión o agua normal. También puedes hacer una mascarilla con 2 cucharadas de hierba de trigo 8o de cebada) + 1 cucharada de MSM (azufre orgánico) + zumo de limón. Aplicar, dejar secar y aclarar con agua tibia.

Mascarilla facial nutritiva: Aguacate maduro aplastado con unas gotitas de limón, aplicar, dejar actuar unos minutos y aclarar con agua tibia. También hay quien utiliza durante la noche aceite de coco, aceite de jojoba, aceite de rosa mosqueta o aceite de almendras. A mí me resultan demasiado grasos para la piel de la cara, pero si tienes la piel seca o deshidratada te irá bien.

Mascarilla facial hidratante: Pepino triturado con un poco de aloe vera y unas gotitas de limón, aplicar, dejar actuar unos minutos y aclarar con agua tibia. Se puede añadir unas gotitas de aceite esencial de arbol de té si tenemos la piel irritada.

Champú para el pelo: 2 cucharadas de bicarbonato, diluído en 200ml de agua caliente (es muy importante que esté bien diluido, por eso es mejor que el agua esté caliente, podemos agitarlo dentro de un bote vacío de champú para que se haga bien la mezcla). Aplicar sobre el cabello mojado, masajear suavemente, es importante repartirlo bien por todo el cuero cabelludo y dejar actuar unos minutos. Aclarar con agua tibia. En general el agua de la ducha debe estar templada, si está muy caliente dañamos la piel, el pelo y nuestro sistema circulatorio.

También podemos lavar el pelo con arcilla blanca, se prepara igual que para una mascarilla, 2 cucharadas de arcilla blanca con agua templada (o infusión de romero, ortiga, muy apropiadas para caída del cabello, infusión de menta para suavizar y dar brillo) y se aplica masajeando el cuero cabelludo, se deja actuar unos minutos y se aclara con agua tibia. Se puede añadir unas gotitas de aceite esencial de arbol de té si tenemos el cuero cabelludo irritado. *Otra opción es comprar en herbolario un champú neutro sin perfumes que no contenga parabenos ni sulfatos, ni esté testado en animales. A mí me gusta mucho la línea de champús de Urtekam, en concreto uno llamado Rasshoul, que utilizo cuando viajo. También en ocasiones he utilizado la misma pastilla de jabón que uso para el cuerpo para lavar el cabello y ha quedado bien.

Acondicionador para el pelo: Zumo de limón. Diluir el zumo de medio limón en 200ml de agua y aplicar sobre cabello lavado, dejar actuar unos minutos y aclarar con agua tibia. Vinagre de Manzana: Diluir 2 cucharadas de vinagre de manzana en 200ml de agua y aplicar sobre cabello lavado, dejar actuar unos minutos y aclarar con agua tibia.

Gomina / Gel para el pelo: Remojar en agua tibia 3 cucharadas de semillas de lino durante 2 - 3 horas, colar con un colador y la gelatina resultante aplicarla en el pelo recién lavado (Muy indicado para pelo rizado).

Mascarilla para el pelo: antes de lavarlo, podemos aplicar aguacate triturado con unas gotitas de limón, aceite de coco, aceite de almendras (para puntas abiertas). *Otra opción es utilizar los acondicionadores sin perfume de la línea de Urtekam, en herbolarios. A mí me gusta especialmente el de aloe vera.

Crema corporal: Aceite de coco (que además perfuma), Aceite de almendras, Aceite de argán, Aceite de Rosa de Mosqueta, Leche de almendras, Aloe Vera.










Lubricante natural: Aceite de coco.

Para reducir las estrías: Manteca de karité sin refinar de 1º presión en frío, Aceite de argán o Aceite de rosa de mosqueta. Son regeneradores de la piel. También es muy útil terminar la ducha con agua fría para que la piel recupere su elasticidad.

Para reducir la celulitis: La celulitis se combate desde dentro. A pesar de ser delgadita, en los últimos años debido a la vida sedentaria (8 horas sentada en una silla en una oficina) había empezado a salirme celulitis en las piernas, después del cambio de alimentación y sobretodo del semi-ayuno de 30 días de licuados, la celulitis simplemente. .. desapareció. Otra opción es hacer pasta de arcilla verde (la cantidad dependerá de la superficie a aplicar) mezclando arcilla verde con agua caliente y aplicar en la zona afectada, esperar hasta que se seque, aclarar con agua tibia y después masajear con un hidratante (aceite de argán o rosa mosqueta). La arcilla verde tiene la capacidad de sacar toxinas de nuestro cuerpo, los depósitos de grasa, retención de líquidos, celulitis, etc. existen porque el cuerpo los utiliza para "guardar" toxinas y sacarlas de nuestro torrente sanguíneo y nuestros órganos.

Contra el acné: Como os podéis imaginar, el acné es un desequilibrio que viene del interior. La piel es el mayor órgano de eliminación que tenemos. A través del sudor y de nuestros poros eliminamos el exceso de toxemia. Nuestro organismo es caprichoso y en ocasiones prefiere utilizar la piel para depurar, además del hígado, los riñones y los pulmones para eliminar exceso de tóxicos. También podemos padecer acné debido a desequilibrios hormonales, por tanto si tenemos acné y no hacemos nada desde el interior, será dificil combatirlo.
- No obstante, el cuidado externo del acné también es importante. En primer lugar no tocar los granitos ni forúnculos, para no extender el germen por debajo de la piel.
- En segundo lugar no abusar de jabones (no estar todo el día lavando la piel con jabones que eliminan la película de grasa natural de la piel). Muchas veces (y esto también ocurre con el pelo) lavamos tanto la piel que alteramos su ph, entonces el cuerpo para protegerla segrega más sebo (grasa).
- En tercer lugar, la contaminación. .. Sé, que en ciudades como Madrid es dificil lucir una piel bonita, la piel en una ciudad tóxica, tiene dificultades para "respirar" ;. Conviene entonces, intentar salir al campo de vez en cuando a tomar el aire puro y el sol. El sol también ayuda a combatir el acné. Siempre que se tome en horas seguras y en periodos no muy prolongados.
- Por último, lo mejor es dejar que el cuerpo elimine lo que tenga que eliminar y se autoregule, mientras tanto recomiendo el agua de mar como tónico desinfectante, el agua con bicarbonato diluido como "jabón" y... la orinoterapia, aplicar la orina de primera hora de la mañana con un algodón en las zonas afectadas y dejar actuar. También hay mujeres que utilizan la menstruación (recogiéndola con la copa menstrual) para aplicar sobre las zonas afectadas por el acné con muy buenos resultados.
- Para eliminar las manchitas se puede utilizar 3 - 4 veces por semana zumo de limón por las noches.
- Por supuesto es importante no utilizar ningún otro producto que contenga derivados del petróleo que hagan de "plástico" sobre nuestra piel y la impida transpirar, eliminar toxinas y depurarse (cremas, maquillajes, polvos compactos, etc).

Protector solar: La sombra :) No exponerse a las horas centrales del día (tomar el sol antes de las 12 y después de las 6pm. No tomar el sol durante intervalos prolongados de tiempo, correcta hidratación. A partir de ahí, aceite de sésamo, aceite de coco, aceite de nuez, aceite de aguacate. Como aftersun, indiscutiblemente aloe vera.

Para hombres, espuma de afeitar: pastilla de jabón de herbolario sin parabenos, sulfatos, etc. Y una buena cuchilla, ablandar el pelo con agua caliente.

Para hombres, after shave: aloe vera, agua de mar.

Maquillaje - Labial: Yo hago mi propio labial con manteca de karité o de cacao derretida, batida con licuado de remolacha para dar color. Si no quieres complicarte la vida y no necesitas "color" entonces puedes utilizar simplemente manteca de cacao o manteca de coco. *Otra opción son los labiales Hurraw 100% naturales, orgánicos, y raw, veganos y sin testar en animales, puedes hacer tu pedido en www.hurrawbalm. com tienen muchos tipos distintos.

Maquillaje - Lapiz de ojos: Yo utilizo Khol árabe (un mineral molido de color negro) y un pincel biselado para hacer el eye-liner.

Maquillaje - Sombra de ojos: Utilizo el mismo Khol árabe y un pincel especial para sombras.

Maquillaje - Rimmel: Utilizo una barrita de regaliz de herbolario, sumergida unos minutos en agua caliente.

Cualquier otra cuestión de maquillajes, podéis encontrarlos Veganos aquí, la composición depende del producto: http://www.goodeart hbeauty.com/

*Nota Importante: 
Para manipular las arcillas, siempre utilizaremos cuencos de cristal o de cerámica, cucharas de madera. NUNCA se deben utilizar utensilios de plástico o metálicos.

Productos Alternativos para la Limpieza del Hogar:

Suelos (todo tipo): Diluir Medio vaso de Vinagre de Manzana en 1 Cubo de Agua templada/caliente.

Fregar Platos: Con una alimentación basada en frutas / vegetales... no utilizas lavaplatos, basta con el agua caliente. Si se utilizan grasas o se consumen alimentos cocinados, se puede utilizar zumo de limón o vinagre como lava platos y un buen estropajo.

Limpiar encimera cocinas: Se puede utilizar agua oxigenada diluida en agua (1 parte de agua oxigenada por 10 partes de agua aprox. ) o bien Vinagre diluido en agua (1 parte de vinagre por 10 partes de agua aprox.) Lo más cómodo es meterlo en un bote con pulverizador (spray) aplicarlo sobre la encimera, dejar actuar y retirar con un trapo. Se pueden añadir 4 - 5 clavos de olor.

Limpiar el baño: Vinagre y un estropajo. Para manchas persistentes se puede aplicar bicarbonato en polvo directamente y después vinagre (hará espuma por la reacción ácido+base) dejar actuar unos minutos y frotar con un estropajo.

Limpiar cristales / espejos: Vinagre diluido con agua en spray (1 parte de vinagre por 10 partes de agua aprox.) y un trapo. Se pueden añadir 4 - 5 clavos de olor.

Lavadora: 2 cucharadas de bicarbonato en lugar del detergente, 2 cucharadas de vinagre de manzana en lugar del suavizante. Si es mucha cantidad de ropa, entonces subir a 3 - 4 cucharadas de cada.

Blanqueador Lavadora: Para ropa blanca, en lugar de vinagre se puede utilizar como suavizante blanqueador zumo de 1 limón.

Ambientador: Aceites esenciales, en quemador o diluidos en spray para pulverizar.