domingo, 1 de enero de 2012

prision ecologica y humana

PRISIONES La ecología autosuficiente de Bastoey

Lo que queremos es reivindicar que, incluso dentro del sistema penitenciario, existen otras formas de hacer las cosas. Y uno de los mejores ejemplos es el de la prisión de Bastoey, en Noruega.








La prisión Bastoey está ubicada en la isla de Bastoey, en Noruega, al sur de Oslo. Es un ejemplo para el sistema penitenciario de todo el mundo ya que tiene paneles solares, el edificio se calienta con desperdicios de la industria maderera y no con petróleo, tienen una política de reciclado estricta, y para la comida son casi autosuficientes.

Los 115 internos de Bastoey cultivan una granja orgánica en la que no se utiliza ningún tipo de pesticida y donde se cultivan patatas, judías, diversos granos y bayas. Y lo interesante es que la comida que no se come allí es vendida a otras prisiones. Pero también tienen una granja con 200 pollos, 40 ovejas y 20 vacas, e incluso pescan en las aguas del mar Skagerrak. “Es parte de nuestra forma de hacer que los internos tomen responsabilidades, al hacer que se ocupen de los animales y las plantas”, dijo el encargado de la prisión Per Eirik Lund. Los prisioneros también han ayudado a instalar paneles solares en uno de los bloques, y se espera que se instalen también en los demás bloques y así reducir el costo de la electricidad.