lunes, 14 de marzo de 2011

La siesta te hace más inteligente


Una siesta, además de ser un plácido ejercicio cotidiano, facilita tu capacidad de aprendizaje y afina aptitudes cognitivas como la retención y el procesamiento de información 

Los investigadores confirmaron que cerrar los ojos y bajar las frecuencias cerebrales antes de una sesión de aprendizaje favorecen nuestra habilidad para retener y procesar los nuevos conocimientos. Los voluntarios que tomaron una siesta de hasta 100 minutos previo a ejercicios de memorización obtuvieron mejores resultados con un 20% más de aciertos en comparación con aquellos que no lo hicieron.
“Al parecer estamos verdaderamente ante la primera evidencia que indica un beneficio proactivo del dormir” afirma Matthew Walker, co-autor del estudio y profesor de neurociencias en Berkley. Al parecer “no es simplemente suficiente dormir después de aprender. Resulta que también debes dormir antes de aprender” agregó.